9ONCE Plus - Conducción deslizante II

17 May Conducción deslizante

La crónica de Javier Morcillo

Conducción deslizante

Sigue los consejos de pilotaje y tutoriales de Javier Morcillo, piloto profesional y colaborador de 9ONCE Plus desde 2010, y ¡saca el mejor partido de tu experiencia Porsche, en circuito o en carretera!

 

Javier Morcillo, Director de la Escuela Española de Pilotos

Javier Morcillo, Director de la Escuela Española de Pilotos

Javier Morcillo es seguramente uno de los mejores pilotos españoles en la actualidad, lleva más de 25 años involucrado activamente en la competición. Debutó en competición en el 1990 en una carrera del club social del Karting de la Axarquia, para más tarde empezar a competir en los campeonatos de Andalucía y nacionales de karting. Tras su debut, ha participado en numerosas disciplinas: monoplazas, turismos y GT, con los que ha conseguido un importante palmarés:

  • 2º en el Cto España de Formula Ford 1993
  • 2º en el Cto España de Formula Renault 1996
  • 4º Cto. España de Formula Toyota 1998
  • Ganador del Volante Maxi Autosport 2006
  • 5º Final Mundial Legends cars 2006
  • Ganador de los 500 Km de Motorland 2009
  • Campeón de Clase 3 del Britcar 2010
  • Campeón de las 24 Horas de Silverstone 2010 class 3
  • Britcar driver of the year 2010
  • Jurado del Coche deportivo del año 2011
  • 2º Britcar 2011 Class 1
  • 3º en el Sunoco Daytona Challenge 2012
  • 3º Aston Martin Festival Centenary race 2013 GT3
  • 2º 24 Horas de Dubái D1 2014
  • Ganador de las 12 horas de Muguello D1 2014
  • 2º 24 Horas de Barcelona D1 2014

Javier fue fundador de Azteca Motorsport en 1998 y Formula Experience en el 2000.  Es co-fundador de Racing Gang y colaborado con prensa escrita. Desde el 2004 es director deportivo de Escuela Española de Pilotos, la escuela de conducción deportiva que se centra en Driver Training para particulares, pilotos y empresas.

Conducción deslizante

Circulamos en nuestro Porsche, hace frío y se pone a diluviar. Sabemos que conducimos uno de los mejores coches que existen, pero, aún así, no nos sentimos seguros y nos sudan las manos. Entonces, un Golf diesel nos pasa a “toda leche” sin que parezca preocuparle la lluvia. ¿Qué está pasando?, ¿es que quizás no sabemos manejar nuestro Porsche en estas condiciones?, ¿ me estoy perdiendo algo?

Ésta es una sensación muy común, que además está tristemente salpicada por historias de personas que se han forzado a ir más rápido y han acabado en drama. No os equivoquéis, la lluvia o nieve es muy, muy peligrosa en la carretera.

Los coches, cuanto más deportivos, más rueda equipan, más dura es su suspensión y más potencia les anima. Todo esto es perjudicial en una carretera mojada. Efectivamente, un Golf diesel acabará siendo más rápido que nuestros adorados Porsche.

9ONCE Plus - Conducción deslizante

En carretera mojada, o con nieve, existen varias normas que debemos seguir religiosamente:

  • Neumáticos: lo más importante es que estos no estén ni endurecidos ni gastados. Cuanto más dibujo tengan, mejor. Sobra decir que, con neumáticos semi-slick, ni se os ocurra salir de casa si llueve.
  • Velocidad: la velocidad excesiva es enemiga de la lluvia. Yo no soy, precisamente, de los que opinan que haya que ir a 100-120 por la carretera; pero, con lluvia, el riesgo de aquaplaning es elevado, y se puede producir más fácilmente de lo que creéis. Un charco inesperado, y podemos estar mirando para atrás a 120 km/h. Solo existe una manera de evitarlo, y es circular más despacio, aumentado vuestro margen de seguridad. Si llueve, levanta el pie.
  • Sentido común: el menos común de los sentidos. Que impere la lógica. Debemos evitar charcos, tener buena visibilidad, los limpias del coche en buen estado, y entender que, en la siguiente curva, nos podría sorprender algo de agua acumulada en la calzada. También tenemos que remarcar que existen zonas de asfalto que, por una u otra razón, patinan más de lo normal. No es posible predecirlas, y pueden acabar siendo trampas mortales. No juguemos con ellas.
  • Suavidad: el último consejo para conducir en carretera con agua es la suavidad. Todas las brusquedades que hagamos con la dirección, acelerador o freno, nos pueden dar un buen susto.

Hasta aquí, parece que os hable Pere Navarro. Pero creedme, mi interés difiere bastante del de la DGT; ya que, para mí, prima que la gente disfrute de la conducción y de sus Porsche. Sin embargo una carretera o autopista mojada es mucho más traicionera de lo que podéis pensar.

¿Quieres disfrutar de la lluvia y de tu Porsche al mismo tiempo?

Condúcelo en circuito

Es sublime. Llevar un coche al límite por un circuito, lloviendo, es un verdadero placer. Los límites de adherencia son mucho más bajos, y eso provoca que el coche esté deslizando constantemente. Algunos trucos a tener en cuenta serían:

9ONCE Plus - Conducción deslizante II

Control del acelerador

El mayor problema que tendremos será controlar la potencia, ya que si aceleramos más de la cuenta, o demasiado rápido, el coche perderá la adherencia trasera. Hay que tener paciencia con el gas, y aplicarlo más suave y más tarde para optimizar la tracción.

Trazada de agua

Rodando en pista, descubriremos algo muy curioso, y es que vamos a encontrar diferentes agarres en la pista según por que zona del asfalto tracemos. Debemos buscar las zonas donde haya mayor adherencia, para poder pasar más rápido. Normalmente, estas zonas están fuera de la trazada habitual; precisamente donde hay menos goma acumulada, que con el agua se hace muy resbaladiza. Los pilotos la llamamos “trazada de agua”, aunque en realidad no sea una trazada concreta, sino aquella que conecta las zonas donde el coche agarra más. Si veis carreras en lluvia, observaréis que los coches discurren por zonas extrañas, que no usan habitualmente. Es por esa razón.

Pasa el límite

Para ir rápido en agua debéis sufrir subviraje (se va de delante) en la entrada de la curva y sobreviraje (se va de atrás) en la salida. Si el coche no reacciona así, es que falta velocidad. Para conseguirlo hace falta experiencia, pero la lluvia es la circunstancia perfecta para adquirirla ya que, aunque te equivoques y cometas algún trompo, la velocidad es baja y no tendrás mayores problemas. Aprovecha el agua para experimentar, hacer trompos y aprender a derrapar con tu Porsche a gusto y con seguridad.

Espero que paséis un buen invierno al volante de vuestros Porsche, y los disfrutéis donde mejor se puede, que es en pista.

Un saludo Racing,

Javier Morcillo

 

…lee la crónica de Javier Morcillo en el número 10

de 9ONCE Plus, disponible en versión impresa

o digital, en nuestra tienda online:

 

y además en el nº 10…

 

… 997 GT2 9FF ¿sueño o realidad?

entrevista a Dani Sordo,

comparativa 911 Carrera 3.0 vs 911 Carrera 3.2,

Cayman S,

4 de Culto 997 Carrera 4 PDK,…

 

¡Buena lectura!

No hay comentarios

Envía un comentario