a_dsf4506

13 Dic Roadbook Marbella, 991 Targa 4S

En busca del Sol

En la primavera nos pusimos tras el volante de un 991 Carrera S Cabrio de segunda generación y una vez pasado el caluroso verano, nos bajamos al sur a disfrutar de Marbella y sus alrededores con una versión Targa 4S.

Los veranos en Asturias son cortos. Por regla general en Gijón se tiran unos fuegos artificiales el 14 de Agosto y los de Gijón de toda la vida saben que al día siguiente toca guardar los trajes de baño. Otros fuegos artificiales se tiran en Oviedo en Septiembre y la gente ya va a verlos con chaqueta o abrigo. Asturias es región de neblinas frías. Por esta razón, y ya desde hace años, a principios de Septiembre solemos tomar rumbo sur hacia Marbella para estirar el sol al menos dos semanas. Son unos mil kilómetros que conducen hacia cielos radiantes, una gente acogedora y una luz sin igual. Además, en Marbella hay un Centro Porsche. Dato importante que no debemos olvidar.

9ONCE Plus 991 Targa 4SUna casa preciosa en la urbanización Costabella, no muy lejos de la casa de Antonio Banderas, desayunar ya en traje de baño en la terraza, escuchar un poco de música, hacer seis horas diarias de playa y comer tartar de salmón con guacamole en el Bono Beach mientras Felipe Madrid nos deleita con sus canciones brasileñas en directo. En el restaurante de la playa no falta de nada y el ambiente es especial, con Fernando, el encargado, atento siempre a que todo el mundo se sienta como en casa. Un whatsapp desde la redacción nos interrumpe una copa de champagne que ya teníamos a medias: “Tenéis mañana un 991 Targa 4S listo para vosotros a las 11:00 en el Centro Porsche Marbella”. Como se suele decir, es dura la vida del Porschista.

Cambio de planes

Hay que planificarlo todo rápidamente. Una opción es ir al centro antiguo de Marbella y disfrutar de algún restaurante de los que están en la Plaza de Los Naranjos, pero eso implicaría meter el coche en el parking del Parque de la Alameda. Descartado. Otra opción podría ser terracear por Puerto Banús e irnos después a comer a La Cabane en Los Monteros, al Sea Grill del Puente Romano o también al Beach Club del Coral Beach, por poner solo unos ejemplos, pero hay que tener las cosas claras: Un Porsche es menos Porsche si no hay ruta, y como dice el viejo refrán ruso que es incluso posible oír por la zona: “no se ordeñan vacas con manos en bolsillo”.

Son las diez de la mañana y el sol, aun estando bajo, ya castiga la piel si nos exponemos directamente. Programamos el navegador del coche para que nos lleve al Centro Porsche. Aunque sabemos de antemano donde está, también sabemos que el desarrollo urbanístico de Marbella ha sido, digamos, un tanto especial, por lo que el acceso al CP podría hacerse un tanto laberíntico al que no esté versado en esta ciudad de la Costa del Sol. Un poco antes de la hora acordada nos recibe en el Centro Porsche David Quirós, un tipo encantador con el que enseguida conectamos y que nos cuenta la configuración del Targa con el orgullo natural de haber sido él quien en su momento se tomó la molestia de personalizar un 911 de ensueño. Para empezar, la pintura. Parecerá algo de poca relevancia, pero el negro jet metalizado bajo el sol andaluz le confiere al 991 Targa 4S un carácter visual que apreciamos incluso en las fotografías: el coche parece pulido a espejo y refleja todo cuanto tiene a su alrededor hasta tal punto que a veces, y con una pizca de imaginación –estamos en  Andalucía- se diría que el coche llega a hacerse invisible.

Centro Porsche Marbella

Centro Porsche Marbella

Este color negro jet metalizado nos encanta, con el contrapunto cromático del gris del arco de seguridad que mantiene las líneas puras de los Targas más clásicos de la marca. Hasta aquí muy bien, pero el cum laude llega con el interior en cuero bitono negro y rojo burdeos. Es difícil sino imposible decir que esta es la combinación perfecta para un 991 Targa actual ya que todo va a gustos, pero sí que nos atrevemos a afirmar que es una de las más atractivas que se pueden configurar. Para algunos el color rojo burdeos en el interior parecerá falto de discreción, pero coincidimos plenamente con David en que cuando uno se compra un 911 no solo se compra un deportivo extraordinario, sino que lo que se adquiere es un sueño, una obra de arte, una ilusión. Las llantas, casi obligadas en tal conjunto, no pueden ser otras que las RS Spyder de 20 pulgadas y la única duda que nos queda es, en un acto de llevar la estética al atrevimiento más absoluto, qué tal hubiera quedado la capota en rojo.

Tras el papeleo habitual nos dirigimos fuera donde ya tenemos el Targa, descapotado y listo. Preguntamos cuatro cosas a David sobre el navegador y el resto ya es cosa nuestra. Todo el interior es, básicamente, idéntico a la disposición de cualquier Porsche actual, así que nos sentimos en un entorno completamente familiar. Los asientos son los deportivos opcionales de 18 posiciones, muy cómodos y a la vez efectivos, ya que es prácticamente imposible no encontrar la postura perfecta al volante, por no hablar de la sujeción tan buena que dan al pilotar. Son también ventilados –una opción muy adecuada en el Sur de España- además de calefactables, al igual que ocurre con el volante. Y delante de él, las esferas pintadas en blanco, que son las que más nos gustan. ¡Bravo! Llevamos el paquete Sport Chrono, así que el selector de modos Normal, Sport, Sport-Plus e Individual nos queda al alcance de los dedos de la mano derecha en el propio volante, ya sabéis. La esfera del crono va pintada también en blanco, claro.

En marcha

Lo primero que hacemos, antes incluso de empezar a movernos, es conectar el sistema de escapes deportivos para ya salir del Centro Porsche, como quien dice, entre trompetas.

…has leído el 30% del artículo,

…sigue leyendo en el número 57 de 9ONCE Plus, disponible

en versión impresa o digital en nuestra tienda online:

y también,…

 

en el nº 47, descubre  la Costa Azul en un 911SC

 

celebra el 356 Xacobeo en nuestro nº 15

 

y aventúrate de camping en Porsche en:

 

¡Buena lectura!

No hay comentarios

Envía un comentario